domingo, 15 de noviembre de 2009

Pelotas de fraile


Blogueros tragones y cocinillas, hete aquí la receta de las las llamadas pelotas de fraile (desitjos de monja, para los malintencionados), que en otros lugares, más respetuosos con el clero, llaman bombas de crema. Me quedo con la denominación valenciana, según receta de la madre de Anna, compendio de la sabiduria gastronómica popular de este pueblo. Parece ser que a ella le salían pelotas de cardenal, más que de fraile.


Ingredientes:

Para la pasta:
- 1 vaso de huevos (es decir, se van cascando los huevos en un vaso, hasta llenarlo; suelen ser 4 o 5)
- 1 vaso de azucar
- 1 vaso de agua tibia
- 1 vaso de leche
- 1 vaso de aceite
- 2 pastillas de levadura natural
- Cantidad de harina indeterminada (en el lenguaje críptico de las mujeres locales "harina, la que admita"). La experiencia demuestra que suelen ser en torno a 200 gr de harina, por cada huevo utilizado.
- la ralladura de una cáscara de limón.

Para la crema:

- medio litro de leche
- 10 cucharadas de azucar
- 1 cáscara de limón
- 1 barrita de canela
- 2 yemas de huevo
- 2 cucharadas de maizena

¿Que se hace con todo esto?

- Se deshacen los huevos (bien natidos) con el azucar
- Se le añade el agua tibia, en la que se habrá disuelto las pastillas de levadura
- Se le añade la leche y el aceite

Y.. ahora viene el tema delicao... se le va añadiendo harina, amasándolo poco a poco, hasta conseguir una masa compacta, pero ligera. Es decir, que se pegue en los dedos, pero no mucho.
Dejar reposar la masa en sitio oscuro y cálido hasta que suba (la teoría dice que ha de doblar su tamaño inicial, pero nunca llega a tanto.

Mientras la masa reposa, hacer la crema. ¿Cómo?

- Del medio litro de leche, apartar un poco en un vaso.
- El resto, junto con el azucar, el limón y la canela, ponerlo a hervir.
- En el vaso en el que hemos separado leche, disolver las dos yemas, la maizena y removerlo bien.
- Dejar enfriar un poco la leche hervida y añadir el contenido del vaso. Volver a poner en el fuego y, sin dejar de mover (¡ojo con esto!) esperar a que espese, sin dejar que se queme el fondo. Apartar del fuego y dejar que se enfríe

Cuando la masa ya esté buena (haya crecido), untarse las manos con un poco de aceite y hacer bolitas de masa, que dejaremos que vuelvan a reposar un rato
Freir las pelotas en un cazo con mucho aceite hirviendo, hasta que cojan color de pelota (dorado oscuro). Enfriarlas, abrirlas y rellenarlas con la crema. Rebozar con azucar y comer en respetuosa actitud que adoptaríais ante cualquier otra obra de arte.

3 comentarios:

esperanza dijo...

Hola, estas pelotas de fraile...las tengo que hacer...qué pinta...
gracias por la receta
Un abrazo

Anónimo dijo...

esass....pelotas que vienen.....de bonanza......tarararara.

Anónimo dijo...

A ver cuando haces una andanada de deseos de monja y nos ponemos como el quico