jueves, 29 de octubre de 2009

Pequeñas cosas 2

Corrupción política, corrupción social

Opinión de Inaki Gabilondo, en Noticias Cuatro, la noche de ayer, 28 de octubre. La suscribo.



“Hablemos por trigésima vez de la corrupción política y por tercera vez de la corrupción social. Los escándalos políticos no se neutralizan. Los de Gürtel hoy se esconden detrás de la operación Pretoria, y el PP se alivia porque la patata hirviendo pasa al PSC o a CIU. Pero es un consuelo microscópico.

Porque el verdadero problema es que, por acumulación, hemos terminado por entender que estamos invadidos por la corrupción y que nos la encontramos o nos la encontraremos en el norte, en el sur, en el este y en el oeste. Y que ha envenenado en un grado u otro a todos los partidos que han tocado poder.

Pero hay algo que aun no se ha dicho con suficiente claridad: la metástasis no afecta en exclusiva a las células políticas de nuestro organismo. Ese es el cuento que nos estamos contando, pero no es verdad; y todos sabemos que no es verdad.

Por eso la gente está consternada pero no está sorprendida. Un enorme universo de profesionales de gran número de actividades, desde banqueros a fontaneros, pasando por notarios, constructores, abogados y todos los etcéteras laborales que quieran añadir.

Han participado en el gran festín, cuyas facturas van llegando ahora al cobro. Y si el ritmo de pillerías se ha reducido es por la crisis económica, no por otra cosa. Aquí no ha habido, ni hay contrición alguna, una vez que fuimos envenenados por el virus neocom, que echó abajo todos los viejos valores de la austeridad y la decencia. La famosa pregunta "¿cuándo se sale de la crisis?", lo que quiere decir básicamente es: cuándo volvemos a las andadas, y a la cueva de Alí Babá, y al opíparo banquete de dinero negro, billetes de quinientos euros y otras suculencias.

Por eso, la desafección política aumenta pero no llega a la desbandada. La ira de los parados o de los arruinados, o de los ciudadanos más jóvenes, no es sinceramente acompañada por otras capas sociales, a las que los escándalos de corrupción les escandalizan poquísimo.

Acabar con este mal es muy difícil porque habría que amputar pero ¿qué se amputa?. ¿Saben qué cifra alcanza el fraude fiscal en España?. En su congreso de este mes, los inspectores de hacienda lo han cuantificado: 75 mil millones de euros."

lunes, 19 de octubre de 2009

Piensa, tú que estas leyendo este epitafio tan serio..

Aprovecho la cercanía del Día de Difuntos paara seguir con el tema funerario. Esta vez se trata de esta lápida de azulejo del primer año del siglo XX. Al parecer la característica principal del difunto era ser SOLTERO, o a la familia no se le ocurrió nada más apropiado que le definiera. Tal vez fuera un soltero vocacional. Igual que otros son arquitectos, sastres o fontaneros, este era... soltero.
El versito también se las trae:
"Piensa, tu que estás leyendo
este epitafio tan serio,
que estás en el cementerio".
Y, como siempre en estos casos de rima póstuma, aprovechan la ocasión para acojonarte:
"Debes ya ir aprendiendo
por más que vayas corriendo
la muerte te alcanzará".
Pues bueno, pues bien, pues vale,...

Garroferal de Mut



viernes, 9 de octubre de 2009

Discos solicitados


A peticion de Anna, dedicada a los acólitos de la trama Gürtel, sabiendo que les gusta, en el día de la Comunidad. ¡Tírali Martí!

Xá! ... pa qué?



Ahora que Valencia y los valencianos (algunos) están de permanente actualidad en los medios de comunicación, subo estas reflexiones del cómico Xavi Castillo, personificación de la retranca popular de esta tierra descreida.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Manuel Vicent

Ceremonia de investidura de Doctor Honoris Causa de Manuel Vicent por la Universitat Jaume I de Castelló. No me lo hubiera perdido en ningún caso, pero el amigo Joan Antoni Vicent, hermano del investido, tuvo el detalle de invitarme. En cualquier caso, la investidura es un honor merecido para Vicent, y un honor también para la UJI, al contar con el mejor escritor del momento entre sus doctores.
Anésdota al canto. Entro en el Paraninfo, junto a un "señor mayor" al que no le presto mucha atención. En cuanto entramos en la sala, casi llena, el público estalla en una estruendosa ovación que me coge por sorpresa. ¿Me habré hecho famoso? ¿Corresponde este honor a mis mermados méritos? Pues va a ser que no. Me fijo en el "señor mayor" y resulta que es Joan Manuel Serrat. Definitivamente, voy por la vida sin enterarme de nada.

Va a ser que si


Como ocurre casi siempre, resulta que, lo que de lejos parecía, de cerca es.

Se levanta el secreto del sumario en el caso Gürtel y confirmamos (ya lo sospechábamos hacía tiempo) que estos pájaros se han forrado a cuenta nuestra, que lo mismo se quedaban con la pasta, que se regalaban unos a otros coches, relojes o consellerías. O fotos con Obama, que también hubiera quedado bonito.

Por lo menos a mi, me avergüenza estar gobernado por esta pandilla de impresentables, discípulos de Goebels y Jose María el Tempranillo, que se han repartido la Comunidad desde la mayoría absoluta. Y el personal, encima, ¡contento! Y esto no es mas que el principio, así que sigan atentos a su pantalla, que nos vamos a divertir.

En la foto, los amiguitos a los que nuestro Molt Honorable quería un huevo, en la boda de la niña de Aznar. De aquellos polvos, vienen estos lodos.



martes, 6 de octubre de 2009